Autor: Mentxu Sendino

Soy Mentxu Sendino, CMO en EventsCase. Creo en el marketing de contenido como valor de marca, un elemento fundamental en el que basar la credibilidad de las organizaciones. LinkedIn

¿Por qué el sector de los eventos necesita la tecnología para progresar?

Sigue siendo necesario que los profesionales de los eventos aprovechen al máximo la tecnología existente y emergente para responder a las preferencias de los consumidores e impulsar aún más el crecimiento del sector. Hoy en día, las propuestas tradicionales están siendo sustituidas gradualmente por lugares inusuales, actividades interactivas, realidad virtual (RV), apps, etc.

Analíticas y datos: cómo medir el éxito de los eventos híbridos

Los organizadores de eventos tuvieron que reinventar su modelo de negocio para afrontar las pérdidas generadas por la crisis que trajo consigo la pandemia, el confinamiento y las restricciones posteriores. No obstante, al principio, acogieron con cierta incertidumbre los formatos virtuales e híbridos para llegar a los asistentes a través de las diferentes plataformas digitales. 

Las 6 mejores prácticas para garantizar las sostenibilidad en los eventos híbridos

Los eventos son esenciales para las empresas, ya que son el medio perfecto para impulsar el marketing y establecer conexiones más profundas con el público. Después de los eventos presenciales, vimos aumentar la celebración de los eventos virtuales y luego los híbridos en todo el mundo. Pero en todo este progreso, la sostenibilidad de los eventos ha permanecido descuidada durante mucho tiempo. 

¿Qué nos puede enseñar la NBA sobre los eventos híbridos?

Todos los sectores que trabajan con o para personas se atascaron en 2020, sin obtener ningún tipo de beneficio, pero, más concretamente, el sector deportivo, educativo y del entretenimiento. 
Es más, Deloitte informó de que un determinado club de fútbol del Reino Unido podría sufrir una pérdida de 500 millones de dólares, principalmente por la ausencia de ingresos de los espectadores. Al finalizar el curso 2020, las pérdidas del sector del entretenimiento ascendían a 8.900 millones de dólares.